Centros de Fitness - Gimnasios - Infinit Fitness

Por Qué Algunos Mejoran y Otros No

06/03/2019

Lo has intentado. Has probado infinidad de cosas: entrenar duro, dietas, suplementos, el maldito cardio… Y nada.

El caso es que ves gente en el gimnasio a la que sí le funciona. Entonces, ¿qué te están dejando de contar? ¿Hay algún secreto que te estás perdiendo?

Vamos a aclarar cuáles son las claves para lograr los resultados que deseas.

LA BASE

Imagina tu salud o tu aspecto físico como un taburete de 3 patas. Esos puntos de apoyo son el ejercicio, la alimentación y el descanso.

Si descuidas uno de los tres, el taburete cojea. Si entrenas bien, pero meriendas un paquete de galletas, algo falla. Si cuidas tu alimentación, pero te pasas el día sentad@, tendrás problemas. Si no cuidas tu descanso y mantienes el estrés a raya, tu salud y tus resultados se verán afectados.

Resulta fundamental que cuentes con un plan de entrenamiento cuyas variables se adapten a tu perfil y tus objetivos, un menú a medida según tus gustos y requerimientos nutricionales, y unas técnicas de relajación y descanso en función de ritmo de vida.

UN PLAN FIABLE

Hoy en día hay una gran cantidad de información en internet. Y mucha es incluso contradictoria. Puedes encontrar argumentos de que la mantequilla es buena y mala a la vez. Y así con casi todo.

Es importante que aprendas a distinguir las fuentes de información fiables, para que no te den gato por liebre. Busca el asesoramiento de un buen profesional si lo necesitas.

PROGRESIÓN

En ocasiones vemos personas que repiten su rutina de entrenamiento una y otra vez, durante meses.

El organismo se adapta. Simplificando mucho, esto significa que, una vez que ha logrado “tolerar” el estímulo que le proporcionamos, no necesitará esforzarse para seguir haciendo lo mismo.

Por tanto, si no varías tu entrenamiento o tu plan de alimentación de vez en cuando, dejarás de mejorar.

GENÉTICA

La herencia familiar también juega un papel. La genética condiciona, pero no dicta sentencia.

Es decir, hay personas que, genéticamente, tienden a ganar peso con más facilidad, otros que les cuesta muchísimo sacar algo de músculo, etc.

Pero con esfuerzo y con las pautas correctas, todos tenemos un tremendo potencial de mejora (artículo). No uses tu genética como excusa para tirar la toalla.

ADHERENCIA

Cuando analizamos la falta de resultados, uno de los principales problemas suele ser la adherencia al programa. Es decir, que no se cumple.

El mejor plan del mundo no sirve de nada si no se ejecuta. Por eso insistimos tanto en eso de “crear hábitos”. Es preferible que hagas cambios pequeños, pero que seas capaz de mantener a largo plazo (para toda tu vida, por si alguien tenía dudas); que buscar grandes planes de choque, que te agotan y que acabas abandonando a las pocas semanas.

FOCO

Entre tanta información disponible, hay gente que sigue buscando la solución mágica que le brinde los resultados que espera. ¿Será una infusión de raíces exóticas, el método de entrenamiento de las supermodelos de revista, o algún suplemento quemagrasas de última generación?

Los entrenamientos de moda, los suplementos, los superalimentos, el orden en el que tomas las comidas, etc. son distracciones que te apartan de los principios básicos:

  • Selecciona alimentos de calidad: verduras, pollo, carne, pescado, huevos, fruta, legumbres, tubérculos, arroz, especias…
  • Controla las cantidades: las calorías importan.
  • Movimiento diario: muévete todo lo que puedas, y realiza al menos 2 sesiones de entrenamiento por semana.
  • Descansa suficiente: procura dormir 7-8 horas diarias, y controla tus niveles de estrés.

Hasta que no cumplas esto, deja de preocuparte por si es mejor entrenar en ayunas, tomar la fruta antes o después de comer, o tomarte una infusión de bayas de Goji cada día.

CONSIGUE RESULTADOS

Hemos visto que hay diversos factores que pueden estar impidiendo que logres los objetivos que persigues. A la hora de ponerte manos a la obra, empieza por:

  • Los principios básicos: ejercicio, alimentación y descanso (olvídate de suplementos, el entrenamiento de los famosos, el agua con limón… y otras distracciones). Enfócate.
  • Cumplir tu plan. Si no lo estás cumpliendo, revisa los motivos y modifícalo.

 

 

En este sitio WEB utilizamos cookies para mejorar su experiencia de usuario, mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando o vuelve a acceder al portal de nuevo sin cambiar su configuración, consideraremos que acepta recibir cookies en esta página web. Le recordamos que puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento así como obtener más información de nuestra política de cookies.
Continuar y cerrar